Lagrimilla hipertextual

Estoy incumpliendo con premeditación y alevosía mi actualización semanal del blog. Bueno, ni premeditación ni alevosía. Es que las prácticas en un medio provincial, aunque parezcan pequeñas, te dejan poco tiempo para desarrollar la mente en ambientes más opinativos. Tampoco te dejan tiempo para coger algo de color en la piel. En estos meses que esté enfrascada en las prácticas intentaré actualizar, mucho más espaciadamente, pero al menos dos entradas por mes (concededme este favor, ¡plis!).

En esta semana y poco que llevo de prácticas algo que he aprendido ha sido a contrastar. Véase que lo remarco bien. Porque cualquiera viene y te suelta que “han reservado cuatro plazas para…” cuando un documento OFICIAL del Ayuntamiento de CIERTA CIUDAD te dice que las plazas reservadas son “tres” y no “cuatro”. Pues sí, es una plaza, lo sé. Pero ¿a qué nos escocería en el alma quedarnos sin esa plaza? ¿Y a que nos dolería más aún si estamos dentro de un programa de Servicios Sociales porque no tenemos recursos? Pues eso.

También es importante contrastar qué premios y con qué película alguien ha ganado un premio de cortometrajes. Porque no es lo mismo una que otra; y para eso es necesario contactar, porque cada vez me da más y más pena encontrar informaciones en mil medios de comunicación diferentes salidos de una nota de prensa. Nosotros tragamos, subrayamos, rehacemos, ornamentamos y publicamos. ¿Es esto el periodismo?

Todas estas preguntas y otras chiquicientas más se me han pasado por la cabeza en esta semana que llevo aquí. No sé si aprenderé a escribir correctamente, si comunicaré de forma clara y concisa, eso sí, comerme el tarro un rato. Y ganas de intentar cambiar esto también.

Porque aunque no lo creáis, para una mente digital como la mía (aunque disfrutando cuando paso las páginas de mis periódicos y revistas favoritas) es difícil tener que publicar una noticia en una web sin hipervínculo. Repito ¡¡¡¡¡¡SIN HIPERVÍNCULO!!!!!!, así, sin vaselina ni na’. Ni negritas. Ni técnicas SEO. Ni redacción web. Ni… nada relacionado con el ambiente periodístico online. Y aquí sigo, como un obelisco guardándome la lágrima cada vez que subo una noticia nueva a la web. Y aquí me hallo, intentando colar algo de novedoso, pero, tras unas largas pesquisas, no cuela.

En cuanto a la redacción en papel el otro día me dijeron “lo fundamental es saber escribir en papel; no se puede saber escribir para una web si no sabes escribir para papel porque es lo más básico”. Pues bueno. Son estilos con bastantes diferencias, uno hecho más para una lectura pausada (para lo que está hecho el periódico, para leerlo con una buena taza de café) y el otro para una lectura rápida pero a la vez profunda, por aquello de las posibilidades de la infinita profundidad que nos ofrece Internet.

Así están hechas las cosas. Y aún esperamos tener rendimientos económicos por el papel si volcamos en la web la misma información con un Ctrl+C, Ctrl+V cuando mucha gente joven (incluyo joven a gente de hasta 45 años, a la que aún no le suena a chino leer en web) se informa mediante estos medios online. También pretendemos hacer beneficio de las informaciones que colgamos en Internet sin un añadido. Ese añadido que nos pide la web. Es que nos lo pide a voces. Y claro, así estamos sumergidos en una crisis de medios (sobre todo en medios pequeños) donde no encontramos el rendimiento por parte ninguna.

Por no hablar de la gestión de RRSS, que lo dejo para otro rato porque tiene miga, corteza y chorizo (no, políticos no, del de Cantimpalos). Y eso, mientras aquí me hallo hablando de campamentos urbanos, conciertos de corales tipo Los chicos del coro y ruedas de prensa de partidos políticos, y mientras lloro por la traición que estoy llevando a cabo a la redacción web, tengo un tiempecín para recomendar varios textos. Así, de esto que llamo “información en 5 minutos”. Que es poco, sí, pero que para el tiempo del que disponemos en verano es casi suficiente.

BTW: necesido un smartphone ya, queridos señores de Orange. Me tienen sin Twitter durante unas largas 15 horas y eso para mí ¡ES MAL! porque no me puedo informar “mínimamente” con un vistazo al TL.

A lo que iba, cosillas varias. Informaciones más o menos actuales (normalmente dentro de los 5 días anteriores, intentaré).

Unos políticos corruptos, pero estos además, desalmados. Más que el resto. Aquí.

Ahora que Bankia está on fire, es conveniente conocer quién es y sobre todo, de dónde viene cada uno de los imputados. Aquí.

Este sobre los sucesores de Hitler

Y para no dejar los dictadores, un reportaje de El País Semanal sobre el peso de tener un padre dictador y responsable de matanzas y barbaries.

Y en papel, os remito a la revista Jot Down (sí, soy muy pesada con ella) pero tienen una entrevista más que fantástica a Arturo Pérez-Reverte. Sí a ese señor, periodista y escritor, en ocasiones agitador de masas pero que habla en la citada conversación del presente y posible futuro del periodismo. Poco halagüeño, pero con unos cambios que tenemos en la palma de nuestra mano, aunque no alcanzamos a aferrar suficientemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s