Descubriendo el periodismo (I)

Tras una semana en la que he estado “off del mundo” hablando inglés por los codos vuelvo por aquí, esta vez para contaros mi descubrimiento personal del periodismo de datos que estoy teniendo el gustazo de disfrutar esta semana. Todo empezó con la recomendación de venir a este curso por parte de alguien que considera que soy tan o más friki que ella. Y tiene razón: soy una auténtica friki. 

Como no tenía nada mejor que hacer, salvo ir a las prácticas, decidí apuntarme ya que es una disciplina cuanto menos curiosa. Y aquí estoy, esta semana en el precioso sitio de San Lorenzo de El Escorial disfrutando de los ponentes que tenemos como José Luis Dader, Caelainn Barr, Mar Cabra… Estos dos primeros días han sido introductorios sobre ¿qué es el periodismo de datos?, ¿qué relación tiene con el Periodismo de Precisión? (excelente conferencia de José Luis Dader) y para tener algo más práctico, Caelainn Barr, del Financial Times, nos ha contado cómo usar documentos públicos, tales como el BOE y PDF de documentos a nivel europeo para contrastar datos, cruzarlos y poder sacar informaciones sobre ello. Todo esto, partiendo de la opacidad informativa y documental que existe en España, porque, no nos engañemos, la transparencia en nuestro país de momento y por desgracia, NO EXISTE.

Y acabo de disfrutar de una periodista jovencísima, Miriam Hernanz, que trabajó anteriormente para la sección de nacional de TVE y, junto con personas de otras disciplinas de la plantilla, como un infografista, documentalista… se decidieron a crear una RTVE “alternativa”, el llamado rtve.es Lab. Que levante la mano quien conociera algo de este laboratorio antes de este momento porque yo no tenía ni idea de su existencia. Y tengo que decir que hacen unos “pedazo de trabajos”. 

Miriam Hernanz (i) y Caelainn Barr (d)

Como ejemplo, nos han enseñado trabajos como este: De la envidia mundial al rescate europeo que está basado, según nos ha contado Miriam, en los vídeos Españistan de Aleix Saló y mediante ellos están intentando “dar una vuelta de tuerca a los contenidos” que ya tienen en RTVE. Aunque, como bien ha resaltado, dentro de la corporación y más en concreto, dentro de la mentalidad de sus jefes, sigue imperando el “hacerlo antes y mejor”, con unos contenidos que son parecidos al resto de los medios. Es decir, la falta de innovación desde arriba. La falta de buscar sorprender al público. El acomodamiento de las audiencias.

Además, otra de las cosas que en estos días se está abriendo es la integración de personas de varias disciplinas dentro de una redacción. Juntos pero no revueltos, y me explico: el periodista hace periodismo; el programador, programa; el infografista hace infografías; y así con todo. Pero son, ante todo, redacciones integradas y redacciones multitarea sin necesidad de que el periodista sea el hombre orquesta. ¿Sería posible una redacción así en un medio más pequeño? Lanzo la pregunta.

Y sobre todo, trabajan de forma libre. Casi siempre. Siempre que no sea campaña electoral porque, como ha apuntado, “en campaña electoral no hacemos periodismo” ya que un mínimo contenido que pueda favorecer de forma ínfima o desfavorecer a un partido puede ser (y de hecho es) denunciado por cualquier otro partido político por influir en el voto de la ciudadanía. Como si la ciudadanía no tuviera mente. Pues así.

Y es un trabajo pausado, que necesita tiempo. ¿Virará hacia este punto el periodismo en unos años? ¿Dejará de ser, como dice Dader, un periodismo fácil, de espuma informativa? Y también necesita de un aporte por parte de los gobiernos a la hora de abrir los documentos, las informaciones, los datos públicos y de interés general. Pero ¡ay, amigo!, con la Iglesia el Gobierno hemos topado y la transparencia informativa del ejecutivo no es, precisamente, todo lo transparente que debería ser.

A que esta transparencia siga siendo opaca y cada vez más colaboran los mismos periodistas quienes “no presionan lo suficiente, han sido condescendientes” y, en palabras de Dader, “es tirar piedras contra su propio tejado”.

Pero aún queda mucho por aprender. Mañana estará David Cabo, de Civio, para hablarnos un poco sobre el derecho a la información y el derecho de acceso a la información además de plantearnos herramientas utilísimas para el periodismo de datos. En estas herramientas tengo que añadir las de Caelainn Barr a nivel europeo, pero eso será en otro post donde ya haya investigado algo sobre ellas ;).

Os dejo algunos tuits del seguimiento de estas jornadas que se está haciendo mediante el hashtag #periodismodatos y, que si os interesa, podéis seguir mañana y tarde desde el Twitter.

PD: durante las comidas he hablado con un mexicano y hemos sacado una conclusión: como en España el derecho a la información existe, el derecho de acceso está restringido para que no se publique todo; en México, el derecho de acceso a la información existe, pero la información está coartada para que no se publique todo. #avecespiensocosas

PD2: foto de Baltasar Garzón, una de las conferencias abiertas en estas jornadas. Como publiqué en Facebook, un ejercicio de fe no viene mal para esta foto porque la calidad es cutreras, cutreras.

Baltasar Garzón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s