Medios regionales, tocados y casi hundidos

Lo que aquí voy a contar no es más que mi experiencia durante este verano en un medio regional, pequeño y decayendo por momentos, pero es el único periódico que se edita en papel en mi ciudad, también pequeña y decayendo a segundos.

La ilusión que todo precario (becario que no cobra) es la de aprender mucho y bien durante sus prácticas. Y si además aprende algo que le gusta, mejor que mejor. Pues bien, este año he aprendido a hacer contactos. A maquetar páginas en diarios de papel y lo más importante, he aprendido que como no pongamos algo de nuestra parte, media hora diaria a aprender el nuevo método que nos viene encima, esto es, el periodismo 2.0, vamos a terminar vendiendo palomitas en los partidos de fútbol de 3ª división.

Y esto es así porque muchos profesionales del periodismo que llevan ya años y años y años anclados a una forma de hacer su labor se niegan a cambiar. A esto se le une un interés mínimo por intentar aprender algo de lo nuevo que se avecina, o más bien, que tenemos ya justo a nuestro lado. Y estos son los medios online (en Red para los puretas). Voy a explicarlo con una sencilla vivencia historieta que no me acabo de inventar y que sucedió. 

Tarde de verano, julio, para concretar, en la redacción del diario donde hice mis prácticas, Diario de Ávila. Propongo en un ataque de locura desmedida de una precaria que no tiene ni jodida idea de la vida intentar, al menos durante ese verano, mejorar la edición web de la publicación (que pensé yo, lerda de mí, que para algo existía: pues no). Mi idea tonta y descabellada era empezar a incluir hipertexto, más fotografías y la mayor locura habida y por haber: realizar una redacción web distinta de la de papel, mucho más ágil y…atención… prestad atención… no perdáis el hilo… ¡incluirle negritas! Sí, soy una loca, podéis llamármelo. Vivo al límite, (ju-ja)*. El caso es que hubo gente que apoyó mi idea, incluso la alocada idea de dejar a la “friki-precaria”, o sea, yo, haciendo esas “cosas raras que se hacen en la web del Diario”. Pero no cuajó la cosa. Así que en otro ataque de locura llevado a su máxima potencia debido a las altas temperaturas que soportaba en Avilabús, decidí enseñar a mis alrededores unos simples pasos para hacer-una-noticia-en-web. Ahora sí podéis llevaros las manos a la cabeza: una inexperta estudiante de 21 años enseñando a profesionales ultracurtidísimos en las heroicas hazañas periodísticas a redactar, ¡¡¡¡qué osada!!!! Y así pasó, ni-jodido-caso me hicieron. 

Pasado este trago en el que me sentí por una parte decepcionada, por otro desesperada, pensé: “vaya h***** los tuyos que te quejas alldayallnight de la situación del periodismo en tu ciudad, de que no vendéis, de que nadie os lee, de que los cuatro suscriptores van mermando porque mueren…coño, ya solo quedan tres, Agapito acaba de fallecer (RIP), de que “fíjate, nos han reducido la plantilla a la mitad casi en menos de un año”, vaya h***** los tuyos para venir a decirme eso cuando te intento enseñar algo y dices: ‘sí claro, que tardo mucho en hacerlo, no puedo echarle tanto tiempo a una info’. Olé tú”.

En fin, no quería llenar de melodrama mi experiencia en verano y por eso he intentado contarla con una historia real aderezada con un poco de ironía. Y a partir de aquí dejo que expertos en Periodismo, becarios, recién salidos de la Facultad, recién entrados en esta, vuestra carrera que os llevará a la ruina económica, opinéis. ¿Creéis que así se puede salvar un medio pequeño?

* ‘Ju-ja’ es una expresión sacada de un anuncio de Gandía Shore, que significa “a tope”. 

Anuncios

3 comentarios en “Medios regionales, tocados y casi hundidos

  1. Lo que me he reído, y la razón que tienes. Es asombroso -y peligroso- el desdén que muestran muchos periodistas -y muchos de ellos muy buenos- por las nuevas tecnologías. Ya no por aprender a utilizarlas sino por considerarlas, al menos, una pequeña herramienta en su día a día. No creo que una página web perfecta salve un periódico, pero sí creo que un desastre de web arruina un poco más la imagen de un rotativo… creo yo.

    • Me alegro de que te hayas echado unas risas con ello. Hay que tomárselo al menos con cierta gracia e ironía… Creo que has dado en el clavo: no es que denigrar los online nos hunda, hay más factores en la empresa periodística pero apostar por ellas abre muchas puertas.

      Muchas gracias por comentar 😉

      • Hay que volver a la sana costumbre de “dialogar” en los blogs, que si no no tienen mucho sentido! Beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s