La Wertgüenza del ministro

Ayer dio comienzo la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI) con una diferencia sustancial a la de anteriores años. Este año, aprovechando la visita del ministro de Educación José Ignacio Wert muchos fueron los que quisieron estar en primera línea tras las vallas y protestar. Pitidos, cánticos y caceroladas fueron los protagonistas durante más de una hora de espera al ministro, al que dejaron en la misma puerta y quien decidió entrar directamente al Teatro Calderón. La indignación era patente. Y supongo que su miedo también era más que patente, al menos para los que allí estábamos.

Nada más llegar la policía allí presente (5 lecheras) fue dividiendo a la gente. A un lado de las vallas, los ciudadanos civilizados, los que solo iban a hacerse la foto con el famoso de turno y a gritarle lo guapo/a que había aparecido para la ocasión. Al otro, comenzaba otro grupo compuesto por 500 personas (5 o 6 para instituciones), en su mayoría vestidas por el color de moda: el verde de la defensa de la escuela pública. Por supuesto, el grupo denominado ‘ciudadanos civilizados’ podía pasar al lado oscuro, pero los del lado oscuro jamás al lado de los civilizados. Ni siquiera una vez el desfile de actores, directores y personajes/personajillos acabó.

Uno de los mejores detalles de la tarde lo tuvo el actor y director Paco León que nada más llegar y sacarse las fotos de rigor no dudó en saludar a la “marea verde” y acercarse a ellos para animar. Y la gente encantada. Porque no debemos olvidar que defender la educación es también defender la cultura y el cine es parte de ella.

Paco León con parte de la Marea Verde. Fotografía: Juan Carlos Castro. (Perdón por la cara del policía, pero no tengo la culpa de que estuviera en medio. Besis)

Y así otros actores como Juan Diego, que tampoco dudó en acercarse a los manifestantes para hablar con ellos. Todo un detalle. Y entonces llegó el momento sonado. Wert llega, los pitido se hacen aún más y más fuertes. Baja, con cara de pocos amigos (adjunto foto) y entra corriendo como si no hubiera mañana. Algo que hoy han destacado los informativos ha sido el ruido que se montó. El ministro de la Wertgüenza, como era de esperar, ni caso. Olvida que cobra gracias, en parte, a esa gente que le grita. Pobre ignorante.

A pesar de que la organización intentó por todos los medios silenciar de alguna forma los pitidos con rancheritas (este año México es el país invitado) no lo consiguió. De hecho, las rancheritas y los rancheritos se hicieron un poco pesados durante más de 40 minutos bailando. En fin, que no lograron silenciarlo.

Pancarta y manifestantes de la “marea verde”. Foto: Ana Isabel Cordobés (CC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s