Víctima de la recuperación económica

El título de este post, que tiene tintes de desahogo, viene patrocinado por Manuel Jabois. El galleguiño funciona como tu canción favorita en un momento de bajón, como un cigarro en ese instante de nerviosismo o ese buen copazo que pone a tus neuronas a trabajar sin parar.

Soy una víctima más de la recuperación económica pero no logro ver los brotes verdes. Al principio pensé que sería pura miopía de herencia tecnológica. Luego comprobé que otros tantos con buena visión se encontraban en la misma situación y, tonta de mí, deduje que la recuperación económica sólo llega a los big summits (o grandes encuentros) a los que ni tú ni yo asistiremos: nunca he sabido llevar bien unos stilettos y una falda apretada. Aunque, peor aún, ni tú ni yo, periodistas los dos, lo cubriremos. 

Dicen que si levantamos una piedra salen dos mil periodistas; cada uno de ellos trabajando en un medio y colaborando como tertuliano en franja de mañana, de mediodía, de tarde, de latenight y, si me apuras, hasta de domingos y fiestas de guardar. Así que, como Indas, Marhuendas y Carmonas rellenan bien sus asientos ya no hace falta levantar la siguiente piedra, donde se encuentran otros ocho mil, mordiéndose las uñas por conseguir algo. No digo un despacho, digo algo.

Estos últimos, los “en paro” que no parados, han invertido años y años en una profesión  que les enamoró. (Nota: Se es periodista por amor). Estos no desisten, no creen que su cajón de sabiduría esté completamente lleno y ya, por fin, puedan proceder a sentar cátedra. A un nivel de inglés que ya le gustaría a medio parlamento, se une nivel de francés, de alemán, unas clasecitas de chino, que nunca viene mal, un poquito de catalán (no vaya a ser que el desafío de Mas llegue a suponer una frontera). Aprenden las últimas novedades, se patean todas las manifestaciones, buscan inspiración en temas cotidianos de conversaciones de Metro, de ascensor, esperando en la carnicería su turno, en los ojos de un niño o en el cigarro tiritando de una mujer que llora mientras concluye que no llega a fin de mes y admite que hoy será otro día más sin comer.

Aguantamos apretando los dientes mientras observamos estupefactos que un presidente autonómico lloriquea al decir que no tiene parabólica. Cerramos el puño con fuerza al escuchar a quien pusimos al frente de un país alabarse y consolar a los españoles por el gran esfuerzo común (JÁ) que hemos realizado en España. Pestañeamos a toda velocidad para no dejar que una lágrima caiga mientras paseamos por una ciudad vacía de gente, de empleos, de jóvenes… de ilusión. Nos llenamos de rabia al comprobar que la Justicia no es para todos igual.

Todavía algunos dejamos que esos que alaban su austeridad personal y profesional nos hagan sentir inútiles, parásitos, poco y mal preparados, nada merecedores de una oportunidad, absolutamente no merecedores de la primera oportunidad. Aún algunos tienen que declarar públicamente que tienen dos carreras y que han tenido que coger un avión para limpiar baños porque, en su país, ni siquiera un bar o una cadena de restaurantes les abre las puertas. Otros tantos seguimos aguantando el discurso pesi-optimista del “ya pasará, esto es una racha, algún día todo mejorará” cuando, en el fondo de nuestro ser, sabemos que nunca nada será igual.

Aún esperamos que algún día volvamos a levantarnos, para reclamar lo que es nuestro, para declarar a ellos que los parásitos, los inútiles, y los poco y mal preparados son quienes nos han llevado aquí. Mientras tanto, seguimos buscando inspiración en el Metro, en la cola de la carnicería, en los ascensores, en los ojos de un niño o en el cigarro tiritando de quien acaba de darse cuenta de que hoy no va a comer para escribir. Para contarlo. Para hacer periodismo. Porque se es periodista por amor. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s